Guía de quesos frescos y tiernos: ¿Qué quesos puedo comer?

Guía de quesos
20 min tiempo de lectura

Guía de quesos frescos y tiernos: ¿Qué quesos puedo comer?

¿Algún Cheese Lover por aquí? Pues atención, que hemos preparado una súper guía de quesos frescos y tiernos, para saber qué quesos puedes comer 🧀🩷

¿Quesos que no engordan?

Primero, recordarte que ningún alimento “engorda” o “adelgaza” por si solo. Tenemos que analizar la alimentación como un conjunto de alimentos que con X calidad y X cantidad pueden hacer variar mi composición corporal (junto a otros muchos factores que no dependen de la alimentación).

A todos los que habéis pasado por la consulta os sonará la recomendación de escoger quesos frescos y tiernos para consumir en el día a día. Los quesos semicurados y curados los reservaremos para un consumo mas ocasional.

Tipos de quesos para consumir

Sabemos que hay diferentes tipos de quesos (frescos, semi, curados…) pero no siempre sabemos hacer una buena selección de estos y adaptar la frecuencia de consumo según su composición.

Los quesos son el resultado de la leche al añadir cuajo y fermentos lácticos. La leche se va a coagular y fermentar debido a estos ingredientes, de forma que se modificará su textura, sabor y aroma.

Si el queso termina ahí su proceso de elaboración y se consume hablaremos de quesos frescos. Si el queso se deja madurar hablaremos de quesos curados. Estos procesos van a marcar una gran diferencia entre ellos, ya que en el proceso de fermentación los quesos reducen drásticamente la cantidad de lactosa que tienen, pero cuánto mas curado este el queso mayor será la cantidad de grasas y sal que contenga.

Tipos de quesos saludables

Recomendaciones de quesos saludables

Primero que nada, a la hora de comprar un queso debemos fijarnos en los ingredientes.

Un buen queso llevará leche entera o desnatada (pasteurizada o no) de vaca, cabra u oveja, fermentos lácticos, cuajo, sal y, en algunos casos, corrector de la acidez. NADA MÁS.

Si identificas algún ingrediente extraño en el queso, puede que sea un producto de menor calidad. Por ejemplo, los quesos para fundir o de untar suelen llevar ingredientes añadidos. Revísalo siempre.

Para consumir el día a día se recomienda escoger quesos frescos o tiernos, que contienen más cantidad de agua, pero menos grasas que el resto. De esta forma, podremos aportar más proteínas a nuestra alimentación sin elevar excesivamente la ingesta calórica. 

Para que nos hagamos una idea, la cantidad de grasas debería ser aprox <25g / 100g de queso (ver tabla de información nutricional).

Los quesos con >25% de grasas pasarán a considerarse semicurados y >40% son curados.

¿La grasa de los quesos es negativa?

NO, simplemente que debemos adaptar la ingesta de nutrientes a nuestras necesidades (edad, actividad física, objetivos…).

Los quesos, más o menos curados, son alimentos de buena calidad y contienen muchos nutrientes aunque el contenido de grasa sea mayor. No están prohibidos para siempre, pero consúmelos con moderación.

¿Tienes dudas sobre si los quesos que tienes en casa cumplen estas condiciones? ¡Revisa ingredientes y cantidad de grasa en la información nutricional y cuéntame!

📲 644 38 23 29 (WhatsApp disponible)

✉️ claudiamg.nutricion@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *